tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

Un postre muy español: la Crema Catalana

Introducción

La cocina española es conocida mundialmente por su variedad y calidad de platos. Entre estos, destacan los postres, los cuales no solo son sabrosos sino que también tienen una gran historia y cultura detrás de ellos. Uno de estos postres es la Crema Catalana, un postre típicamente español que se originó en la región de Cataluña. En este artículo hablaremos sobre su historia, preparación y algunas variantes que se han creado con el paso del tiempo.

Origen e historia

La Crema Catalana es un postre muy antiguo que se ha consumido en Cataluña y en toda España durante siglos. La primera mención escrita de este postre data del siglo XIV, donde aparece descrito como "flaó". La receta original consistía en una mezcla de crema de leche, azúcar, yema de huevo y canela que se cocinaba a fuego lento hasta obtener una consistencia espesa. Este postre se servía principalmente en las casas ricas de la época y en los monasterios. Con el paso del tiempo, la Crema Catalana se popularizó en toda Cataluña y España, y se convirtió en un postre típico de las fiestas y celebraciones. En la actualidad, este postre se consume en todo el país y en varios restaurantes españoles en el extranjero.

Ingredientes y preparación

La receta de la Crema Catalana es muy sencilla y se elabora con ingredientes muy comunes en la cocina española. A continuación, se presentan los ingredientes y la preparación: - Leche entera: 500 ml - Azúcar blanco: 125 g - Yemas de huevo: 6 - Maizena: 16 g - Canela en rama: 1 - Limón: 1 - Azúcar moreno: cantidad necesaria 1. Poner a calentar en una olla la leche, la canela en rama y la cáscara de limón sin blanquear, pero previamente lavada. Llevarla a ebullición y, una vez que empiece a hervir, retirar del fuego. 2. En otro recipiente, mezclar las yemas de huevo con el azúcar blanco hasta que la mezcla sea homogénea. 3. Añadir la maizena a la mezcla y remover bien. 4. Retirar la rama de canela y la cáscara de limón de la leche. 5. Añadir la mezcla de huevo y azúcar a la leche y mezclar bien. 6. Poner la olla a fuego medio y remover constantemente con una cuchara de madera hasta que la mezcla espese y se despegue de las paredes de la olla (unos 10 minutos). 7. Una vez que la crema tenga la consistencia adecuada, retirar la olla del fuego y dejar enfriar. 8. Echar una capa fina de azúcar moreno por encima de la crema ya enfriada. 9. Quemar el azúcar con un soplete de cocina o con la plancha.

Variantes de la receta

Aunque la receta original de la Crema Catalana es muy sabrosa y popular, con el tiempo se han creado diferentes variantes de este postre. A continuación, presentamos algunas de ellas: - Crema de chocolate: se añade cacao en polvo a la mezcla original para darle un sabor a chocolate. - Crema de naranja: se sustituye la cáscara de limón por la cáscara de naranja y se añade un poco de zumo de naranja a la mezcla para darle un sabor fresco y cítrico. - Crema de vainilla: se sustituye la canela por vainilla y se añade una vaina de vainilla a la mezcla para darle un aroma dulce y fragante.

Conclusión

La Crema Catalana es un postre muy especial y tradicional de la cocina española. Su historia, sencillez y sabor la hacen ideal para cualquier ocasión especial, ya sea en España o en cualquier otro lugar del mundo. La receta es muy fácil de elaborar y se puede personalizar con diferentes variantes según los gustos de cada persona. En resumen, la Crema Catalana es un postre muy español que representa la cultura, la historia y la gastronomía española. ¡Disfrútala!