tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

¡Prepárate para la Semana Santa con una fabada asturiana auténtica!

Introducción

La Semana Santa es una de las celebraciones más importantes de España, y cada región tiene sus propias tradiciones culinarias para conmemorarla. En Asturias, la fabada es un plato emblemático de estas fechas. La fabada asturiana es un guiso de alubias blancas, chorizo, morcilla, panceta y otros ingredientes que se cocina lentamente para conseguir una textura cremosa y sabrosa. Si quieres disfrutar de una fabada asturiana auténtica esta Semana Santa, sigue leyendo para aprender todos los secretos de este plato tradicional.

Historia de la fabada asturiana

La fabada asturiana es una de las recetas más antiguas y populares de la cocina asturiana. Se dice que sus orígenes se remontan a la Edad Media, cuando las alubias eran un alimento muy consumido por las clases populares debido a su fácil cultivo y bajo costo. Pero no fue hasta el siglo XIX, con la expansión de la ganadería por toda la región de Asturias, cuando se incluyeron en la receta el chorizo, la morcilla y la panceta para enriquecer el plato. Desde entonces, la fabada asturiana se ha convertido en un plato emblemático de la gastronomía asturiana, y es uno de los platos más demandados por los turistas que visitan la región.

Ingredientes para hacer una fabada asturiana auténtica

Para hacer una fabada asturiana auténtica, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 500 g de alubias blancas secas
  • 1 chorizo asturiano
  • 1 morcilla asturiana
  • 200 g de panceta fresca
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua

Preparación de la fabada asturiana

Paso 1: Remojar las alubias

Lo primero que debes hacer para preparar una fabada asturiana es remojar las alubias blancas en agua fría durante al menos 12 horas. De esta manera, se ablandarán y se cocinarán más rápido.

Paso 2: Cocer las alubias

Una vez remojadas, pon las alubias en una olla grande con agua fría y agrega las hojas de laurel. Lleva a ebullición y deja cocinar a fuego medio durante unos 30-40 minutos, o hasta que las alubias estén tiernas.

Paso 3: Sofreír el chorizo, la morcilla y la panceta

Mientras tanto, pela y pica la cebolla, los ajos y el pimiento verde. Corta el chorizo, la morcilla y la panceta en trozos pequeños y fríelos en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que estén dorados.

Paso 4: Añadir las verduras y el pimentón

En la misma sartén, agrega la cebolla, los ajos y el pimiento verde picados y sofríelos hasta que estén tiernos. Añade una cucharadita de pimentón y mezcla bien.

Paso 5: Juntar todo en la misma olla

Cuando las alubias estén tiernas, añade la mezcla de chorizo, morcilla y panceta y las verdudas sofritas en la olla junto con las alubias. Deja cocinar todo junto a fuego medio durante unos 20-30 minutos más, o hasta que la fabada tenga una textura cremosa y los sabores se hayan mezclado bien.

Trucos para conseguir una fabada asturiana perfecta

Remojar las alubias

Remojar las alubias durante al menos 12 horas es esencial para conseguir una textura cremosa y un sabor intenso en la fabada asturiana.

Cocinar lentamente

La cocción de la fabada asturiana debe ser lenta y a fuego medio para conseguir la textura y el sabor perfectos. Si cocinas la fabada a fuego alto, las alubias se pueden deshacer y el sabor será menos intenso.

Calidad de los ingredientes

Utiliza ingredientes de calidad para hacer una fabada asturiana auténtica. El chorizo, la morcilla y la panceta deben ser de Asturias para conseguir el sabor característico de la receta.

Conclusión

La fabada asturiana es un plato emblemático de la gastronomía asturiana y una de las recetas más antiguas y populares de la cocina española. Si quieres disfrutar de una fabada asturiana auténtica esta Semana Santa, sigue los pasos que te hemos indicado y sorprende a tus invitados con un plato delicioso y lleno de sabor. Recuerda remojar las alubias, cocinar lentamente y utilizar ingredientes de calidad para conseguir una fabada asturiana perfecta. ¡Buen provecho!