tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

Leche frita: un postre que no puede faltar en las comidas españolas

Ingredientes para la leche frita

  • 1 litro de leche entera
  • 200 gramos de azúcar
  • 6 yemas de huevo
  • 120 gramos de maicena
  • 1 rama de canela
  • La piel de un limón
  • Aceite para freír
  • Canela molida para espolvorear

¿Buscas un postre que sorprenda a tus invitados? La leche frita es una de las opciones más deliciosas y tradicionales de la cocina española. Este postre, además de ser fácil de hacer, es una delicia para los paladares más exigentes. A continuación te explicamos cómo hacer la leche frita paso a paso.

Paso a paso para hacer leche frita

Paso 1: Preparación de la crema

Lo primero que debes hacer es calentar la leche en una olla junto con la rama de canela y la piel de limón. Mientras tanto, mezcla las yemas de huevo con el azúcar y la maicena en un bol hasta lograr una masa homogénea. Cuando la leche esté caliente, retira la rama de canela y la piel del limón y agrega poco a poco la mezcla de yemas y maicena. Revuelve constantemente hasta que se forme una crema espesa. Vuelve a poner la crema en la olla y cocina a fuego lento durante 10 minutos, sin dejar de remover.

Paso 2: Enfriamiento de la crema

Coloca la crema en un recipiente y cubre con una lámina transparente para que no se forme costra. Cuando la crema esté a temperatura ambiente, refrigera durante al menos 2 horas.

Paso 3: Forma y fritura de la leche frita

Una vez que la crema esté fría, retira del refrigerador. Forma pequeñas porciones de la crema con las manos y dales forma de almendra. Fríe las porciones en aceite caliente hasta que queden doradas.

Paso 4: Decoración de la leche frita

Coloca la leche frita en una bandeja y espolvorea con canela molida. Sirve caliente o frío, como prefieras.

Consejos para la preparación de la leche frita

  • Es importante que la crema quede bien espesa antes de retirar del fuego, de lo contrario la leche frita quedará líquida y no podrás formar las almendras.
  • Si quieres que la leche frita tenga un sabor aún más intenso, puedes agregar también una pizca de sal a la crema mientras la mezclas.
  • Para formar las porciones de crema en forma de almendra, humedece tus manos en agua fría cada vez que tomes una porción de la masa. Esto evitará que se pegue a tus manos y será más fácil darle forma.

Origen de la leche frita en la gastronomía española

Aunque no se sabe con certeza cuál es el origen de la leche frita, algunos historiadores culinarios aseguran que su creación se debe a los conventos españoles durante la Edad Media. Posteriormente, se popularizó en diferentes regiones de España y se convirtió en un postre típico de la gastronomía española.

Hoy en día, la leche frita sigue siendo uno de los postres preferidos de los españoles, especialmente en las celebraciones y fiestas familiares. Aunque su preparación puede variar de una región a otra, la crema espesa de leche, yemas de huevo y azúcar, frita en aceite y espolvoreada con canela, es la base de la receta original.

Otras versiones de la leche frita

Aunque la versión tradicional de la leche frita es la más popular, existen algunas variantes que pueden darle un toque diferente a este postre. Algunas de las alternativas más destacadas son:

  • Leche frita con chocolate: Agrega chocolate a la crema antes de enfriarla para darle un sabor más intenso.
  • Leche frita con frutas: Agrega trozos de fruta a la crema antes de darle forma a las porciones o decora con frutas frescas antes de servir.
  • Leche frita crujiente: En lugar de freír las porciones de crema directamente en aceite, pásalas primero por huevo batido y luego por pan rallado. Fríe en aceite caliente hasta que queden doradas.

La leche frita es un postre fácil de hacer, delicioso y muy versátil. Anímate a preparar tu propia versión y sorprende a tus invitados con una opción tradicional y auténtica de la gastronomía española.