tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

Leche frita con sabor a limón: una variante refrescante

Introducción

La leche frita es un postre tradicional en España que se remonta a siglos atrás. Se elabora con leche, azúcar, harina y canela, y se fríe en aceite caliente hasta conseguir una textura crujiente por fuera y cremosa por dentro. Es un postre delicioso y muy popular en varias regiones de España. Sin embargo, hoy quiero hablarte de una variante de la leche frita que es refrescante y perfecta para el verano: la leche frita con sabor a limón.

Orígenes de la leche frita

La leche frita es un postre que se cree que tiene su origen en la Edad Media en España. Algunos historiadores sugieren que se originó en los monasterios como una manera de aprovechar los restos de la leche usada para hacer queso. Otros creen que era un postre popular en las fiestas populares que se celebraban en la calle. La receta más antigua de la leche frita se encuentra en un libro de cocina español del siglo XVI llamado "Arte de Cozina" de Diego Granado. La receta original era muy sencilla y solo llevaba leche, harina y azúcar.

Cómo hacer leche frita con sabor a limón

La leche frita con sabor a limón es una variante refrescante y deliciosa de la receta tradicional de la leche frita. Para ello, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 1 litro de leche
  • 200 gramos de azúcar
  • 4 huevos
  • 150 gramos de harina
  • La piel rallada de 1 limón
  • Aceite de oliva para freír
  • Canela molida al gusto
Para preparar la leche frita con sabor a limón, sigue los siguientes pasos:

Paso 1: Preparar la mezcla base

En una cacerola, calienta la leche junto con el azúcar y la ralladura de limón a fuego medio-bajo hasta que el azúcar se disuelva completamente. Espera a que se enfríe un poco antes de añadir los huevos y batir la mezcla.

Paso 2: Añadir la harina y la ralladura de limón

Una vez que la mezcla base se haya enfriado, agrega la harina y la ralladura de limón y mezcla todo bien hasta que no queden grumos.

Paso 3: Cocinar la mezcla

Vierte la mezcla en una cacerola y cocina a fuego medio-bajo durante unos 20-25 minutos, revolviendo continuamente, hasta que la mezcla se espese y se despegue fácilmente del fondo de la cacerola. Vierta la mezcla en un molde y déjala enfriar durante al menos una hora.

Paso 4: Freír la leche frita

Una vez que la mezcla se haya enfriado, córtala en porciones del tamaño que desees. Calienta una sartén con aceite de oliva y fríe las porciones de leche frita hasta que estén doradas por ambos lados.

Paso 5: Servir la leche frita con sabor a limón

Coloca las porciones de leche frita en una bandeja y espolvorea con canela molida al gusto antes de servir. ¡Disfrútalo!

Conclusión

La leche frita con sabor a limón es una variante refrescante y deliciosa de la leche frita tradicional. Es perfecta para el verano, ya que su toque de limón la hace muy refrescante. ¡Anímate a prepararla en casa y disfrutar de este postre tradicional español con un toque diferente!