tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

Ingredientes imprescindibles para preparar una deliciosa fabada asturiana

Introducción

La fabada asturiana es uno de los platos más populares y deliciosos de la gastronomía española. Su sabor y textura son únicos, y su preparación requiere de ingredientes de alta calidad y técnicas culinarias específicas. En este artículo, te explicaremos cuáles son los ingredientes imprescindibles para preparar una deliciosa fabada asturiana.

Los ingredientes principales

Los judiones

Los judiones son el ingrediente principal de la fabada asturiana. Se trata de una variedad de alubia grande y blanca, que se cultiva en la región de Asturias. Estas alubias tienen una textura suave y mantecosa, y un sabor delicado y dulce. Para preparar una fabada asturiana auténtica, es importante utilizar judiones de calidad, frescos y de buena marca.

El compango

El compango es un conjunto de productos cárnicos tradicionales asturianos que se utilizan para dar sabor a la fabada. Por lo general, el compango está compuesto por chorizo, tocino, morcilla y lacón. Estos ingredientes son fundamentales para darle a la fabada su característico sabor y textura. De nuevo, es importante optar por productos de calidad, frescos y de buena marca.

El sofrito

El sofrito es uno de los ingredientes más importantes de una fabada asturiana. Se trata de una mezcla de cebolla, ajo y tomate picado, que se fríe en aceite de oliva hasta que esté bien dorado. El sofrito le da a la fabada su sabor y aroma característicos, y es crucial para la correcta preparación del plato.

Los ingredientes complementarios

El laurel

El laurel es una hierba aromática que se utiliza para darle sabor a la fabada. Se añade al plato mientras se cocina la alubia, y ayuda a realzar los sabores y aromas de los demás ingredientes. Además, el laurel posee propiedades digestivas y antiinflamatorias, lo que lo convierte en un ingrediente muy saludable.

El pimentón

El pimentón es una especia muy utilizada en la cocina española, y es un ingrediente fundamental de la fabada asturiana. Se trata de una especia que se obtiene a partir del secado y molido de distintas variedades de pimientos. El pimentón se utiliza para darle a la fabada un sabor intenso y picante, así como para dotarla de una bonita coloración rojiza.

El pan

El pan es un ingrediente fundamental de la cocina española, y en el caso de la fabada asturiana no es una excepción. El pan se utiliza para acompañar el plato, y en algunas versiones de la receta incluso se utiliza para espesar la salsa. Por lo general, se suele utilizar pan de trigo de miga densa y consistente, como la hogaza.

El proceso de elaboración

El remojo de los judiones

Antes de cocinar los judiones es importante remojarlos durante al menos 12 horas en agua fría con una pizca de sal. De esta manera, se ablandan y se hidratan, lo que simplifica su cocción posterior.

La cocción de los judiones

Una vez remojados, se cocinan los judiones a fuego medio durante unas 2 horas en la misma agua en la que se han remojado. Durante la cocción, hay que retirar la espuma que se va formando en la superficie del agua para que la fabada tenga una textura suave y cremosa.

La preparación del compango y el sofrito

Mientras se cuecen los judiones, es el momento de preparar el compango y el sofrito. Para ello, se fríen en una sartén los chorizos, el tocino y la morcilla hasta que estén dorados. Una vez dorados, se retiran de la sartén y se reservan. En la misma sartén, se añade una cebolla picada, unos dientes de ajo y unos tomates pelados y picados. Este sofrito se cocina a fuego medio-bajo durante unos 15 minutos, hasta que esté bien dorado.

La cocción final de la fabada

Una vez cocidos los judiones, se agregan el compango y el sofrito a la cazuela, junto con una rama de laurel y una cucharada de pimentón. Se continúa cocinando todo a fuego medio durante unos 30 minutos más, hasta que la fabada tenga una textura cremosa y los sabores estén bien mezclados. Si se desea, se pueden añadir unas patatas peladas y cortadas en cuadraditos durante los últimos minutos de cocción para obtener una fabada más contundente.

Conclusión

En definitiva, preparar una fabada asturiana deliciosa requiere de ingredientes de alta calidad, frescos y de buena marca. Además, es importante seguir los pasos de elaboración de manera cuidadosa, para que la fabada tenga una textura suave y cremosa, y un sabor y aroma intenso y auténtico. Una vez que se haya probado esta deliciosa receta, es seguro que se convertirá en uno de los platos más habituales en casa y en un favorito de los comensales. ¡Que aproveche!