tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

Gazpacho de pepino y yogur: una opción ligera y cremosa

Introducción

El gazpacho es una sopa fría muy popular en España durante los meses de verano, cuando el calor aprieta y se busca algo refrescante y ligero. El gazpacho más conocido es el de tomate, pero también hay otras variedades, como el gazpacho de pepino y yogur que vamos a aprender a hacer hoy. Este gazpacho es una opción ideal si buscas una sopa fría que sea cremosa y suave al paladar. Además, es muy fácil de hacer y no requiere de muchos ingredientes.

Ingredientes

  • 2 pepinos grandes
  • 1 yogur natural
  • 1 cebolla mediana
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1 pimiento verde
  • 300 ml de agua fría
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de vinagre de vino blanco
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Paso 1: Limpia y trocea los ingredientes

Empieza por pelar y cortar los pepinos en rodajas o cubos, no importa demasiado el tamaño, ya que lo vamos a triturar todo al final. Haz lo mismo con la cebolla y el ajo, aunque puedes dejar este último entero si no quieres que sea demasiado fuerte. Luego, limpia el pimiento verde y corta en trozos pequeños.

Paso 2: Tritura los ingredientes y añade el agua y el yogur

Pon todos los ingredientes en una batidora o licuadora, empezando por los pepinos y la cebolla. Añade también el yogur natural y la mitad del agua fría. Luego, tritura todo hasta conseguir una crema fina y homogénea. Si ves que está demasiado densa, puedes ir añadiendo más agua poco a poco hasta conseguir la textura deseada.

Paso 3: Añade el aceite, el vinagre y las especias

Una vez que tengas la crema lista, añade el aceite de oliva virgen extra, el vinagre de vino blanco y sal y pimienta al gusto. Vuelve a triturar todo por un par de minutos más para que se mezclen bien todos los sabores.

Paso 4: Deja reposar en la nevera

Pon el gazpacho de pepino y yogur en una jarra o recipiente apto para la nevera y déjalo enfriar durante al menos 2 horas. Si lo dejas toda la noche aún mejor, así los sabores se mezclarán y el gazpacho estará más sabroso.

Servir el gazpacho de pepino y yogur

Cuando el gazpacho esté bien frío, puedes servirlo en una taza o cuenco con cubitos de hielo. Añade un par de hojas de menta o perejil fresco por encima para darle un toque extra de sabor y listo para disfrutar. Este gazpacho es ideal para servir como aperitivo o entrante antes de una comida o cena.

Conclusión

El gazpacho de pepino y yogur es una opción muy ligera y cremosa para refrescar los días calurosos de verano. Además, es una forma ideal de incorporar verduras y lácteos en nuestra dieta de una forma deliciosa y nutritiva. Pruébalo en casa y siente la frescura y suavidad del pepino combinado con el sabor ligeramente ácido del yogur. ¡Buen provecho!