tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

Fabada asturiana, un plato para compartir en familia

Introducción

La fabada asturiana es uno de los platos más emblemáticos de la cocina española. Es originaria de la región de Asturias, al norte de España, y es considerada como un plato ideal para compartir en familia o con amigos.

Ingredientes

La fabada asturiana se elabora fundamentalmente con fabes, chorizo, morcilla y panceta. Algunas recetas también incluyen jamón serrano y/o lacón. Las fabes son un tipo de judía grande y plana, de color blanco. Si bien es cierto que hoy en día se pueden encontrar estas judías en cualquier supermercado, se recomienda utilizar las fabes asturianas, que tienen una calidad superior y una mayor capacidad de absorción del sabor de los demás ingredientes.

  • 1 kilo de fabes asturianas
  • 2 chorizos asturianos
  • 2 morcillas asturianas
  • 500 gramos de panceta
  • 200 gramos de jamón serrano
  • 1 lacón
  • 2 cebolletas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 tomate maduro
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

La fabada asturiana es un plato que requiere un poco de paciencia y tiempo, pero el resultado final merece la pena. A continuación, se explica cómo se elabora:

Paso 1: Poner las fabes en remojo

Antes de cocinar las fabes, es necesario ponerlas en remojo durante al menos 12 horas. Esto se debe a que las fabes necesitan hidratarse previamente para que se cocinen bien. Se recomienda cambiar el agua varias veces durante este proceso.

Paso 2: Cocer las fabes

Después de remojar las fabes, se lavan bien y se ponen a cocer en una olla grande con agua fría. A medida que se cocinan, es importante retirar la espuma que se forma en la superficie. Una vez que las fabes están blandas (esto tarda entre una hora y media y dos horas), se retiran del fuego y se reservan.

Paso 3: Sofreír los ingredientes

En una sartén aparte, se sofríe la panceta en trozos y el lacón en trozos grandes. Cuando estén dorados, se retiran y se reservan. En la misma sartén, se sofríe el chorizo y la morcilla troceados, y se reservan también.

Paso 4: Hacer el sofrito

En una cazuela grande, se añade aceite de oliva y se sofríen las cebolletas y los ajos muy picados. Cuando estén blandos, se añade el tomate pelado y picado y se sofríe durante unos 5 minutos. Después, se añade una cucharadita de pimentón dulce y se remueve bien.

Paso 5: Juntar todo

A continuación, se añaden las fabes cocidas en la cazuela donde se ha hecho el sofrito, junto con la panceta y el lacón que se habían reservado. Se remueve todo con cuidado para que las fabes no se rompan.

Después, se añade agua caliente hasta cubrir todo, y se deja cocinar la fabada a fuego medio durante unos 20 minutos. Finalmente, se añade el chorizo y la morcilla que se habían reservado, se corrige el punto de sal, y se cocina todo junto durante otros 10 minutos aproximadamente.

Servir

La fabada asturiana se suele servir muy caliente, acompañada de un trozo de pan y un vaso de sidra. Es un plato ideal para compartir con la familia o los amigos, ya que se puede hacer en grandes cantidades y aguanta muy bien si se deja reposar.

Conclusión

La fabada asturiana es un plato que representa la esencia de la cocina española tradicional, con ingredientes sencillos pero de gran calidad, y una elaboración que requiere un poco de paciencia y tiempo pero que resulta muy gratificante al final. Es un plato ideal para disfrutar en familia o con amigos y que seguro que dejará un buen sabor de boca.