tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

Fabada asturiana, el plato para los días fríos de invierno

Fabada asturiana, el plato para los días fríos de invierno

La fabada asturiana es uno de los platos más populares de la gastronomía española. Originario de Asturias, esta receta tradicional es perfecta para los días fríos de invierno. Es un plato contundente, lleno de sabor y muy reconfortante.

¿Qué es la fabada asturiana?

La fabada asturiana es un plato de cuchara que se elabora con fabes (judías blancas), compango (chorizo, morcilla y panceta), y otros ingredientes como cebolla, ajo, laurel, etc. Se trata de un plato muy completo y nutritivo que se cocina a fuego lento, para que los sabores se mezclen y se potencien.

La fabada asturiana es el plato por excelencia de Asturias, y se consume en todo el país durante los meses de invierno. Es una receta muy antigua que se ha transmitido de generación en generación, y que se ha convertido en una de las señas de identidad de la cultura asturiana.

Ingredientes

Para cocinar una fabada asturiana para cuatro personas, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 500 gr de fabes
  • 200 gr de compango (chorizo, morcilla y panceta)
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

Para preparar una fabada asturiana perfecta, es importante seguir los siguientes pasos:

  • Enjuagar las fabes bajo el grifo para retirar los posibles restos de tierra.
  • Dejarlas en remojo durante al menos 12 horas antes de cocinarlas.
  • En una cazuela grande, dorar el compango con un poco de aceite de oliva a fuego medio.
  • Agregar la cebolla y los ajos picados y sofreír hasta que estén dorados.
  • Agregar las fabes escurridas y cubrir con agua fría.
  • Añadir la hoja de laurel y sal al gusto.
  • Subir el fuego y llevar a ebullición.
  • Bajar el fuego y cocinar a fuego lento durante al menos 2 horas.
  • Remover de vez en cuando y agregar agua caliente si fuese necesario.
  • Cuando las fabes estén tiernas, retirar del fuego y dejar reposar durante al menos 15 minutos antes de servir.

El secreto de una buena fabada asturiana es la paciencia. Hay que cocinar las fabes a fuego lento, removiendo de vez en cuando para que no se peguen a la cazuela. También es importante dejar reposar el plato antes de servirlo, para que los sabores se mezclen y se asienten.

¿Cómo servir la fabada asturiana?

La fabada asturiana se sirve caliente, recién cocinada. Acompañada de un buen pan de hogaza para mojar en el caldo, es una comida completa y deliciosa. También se puede servir acompañada de una sidra asturiana, la bebida típica de la región.

La fabada asturiana es un plato muy versátil que se puede adaptar a diferentes gustos y preferencias. Por ejemplo, se puede añadir más o menos compango, según el gusto de cada uno. También se puede acompañar con otros ingredientes, como patatas, verduras, etc.

Conclusiones

La fabada asturiana es uno de los platos más representativos de la gastronomía española. Es un plato que se ha transmitido de generación en generación, y que se ha convertido en un icono de la cultura asturiana.

Elaborar una buena fabada asturiana requiere tiempo y paciencia, pero el resultado merece la pena. Es un plato contundente, lleno de sabor y muy nutritivo, perfecto para los días fríos de invierno.

Esperamos que esta receta os haya gustado y que os animéis a prepararla en casa. ¡Buen provecho!