tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

Empanada gallega: el platillo icónico de Galicia

Introducción

La gastronomía tradicional de Galicia es una de las más apreciadas de España. Su variedad y riqueza de sabores y platos lo hacen una visita obligada para cualquier amante de la comida española. Sin embargo, si hay un platillo que destaca por encima de los demás, ese es la empanada gallega. En este artículo, nos adentraremos en la historia, preparación y degustación de este delicioso platillo.

Orígenes de la empanada gallega

La empanada es un platillo que se remonta a la época de la Antigua Grecia. Los griegos preparaban una especie de pan relleno de pollo, queso y otros ingredientes. Este platillo se popularizó y se extendió por todo el Mediterráneo, llegando a España a través de los romanos. El origen de la empanada gallega tal y como la conocemos hoy en día, se remonta a la Edad Media, cuando los monjes preparaban este platillo para llevar a las procesiones y celebraciones religiosas. Originalmente, la empanada se hacía con pan de centeno y se rellenaba con pescados y mariscos, debido a la influencia atlántica de Galicia. Con el paso del tiempo, la empanada fue evolucionando y se fueron incorporando nuevos ingredientes, como carne, verduras y otros tipos de pan. Hoy en día, la empanada gallega es uno de los platillos más populares de la gastronomía de Galicia y se prepara en todo el territorio español.

Ingredientes de la empanada gallega

La empanada gallega tiene una gran variedad de ingredientes, lo que permite una gran flexibilidad en su preparación. Sin embargo, los ingredientes más comunes son los siguientes:
  • Masa de pan
  • Carne de ternera o cerdo
  • Pimiento
  • Cebolla
  • Tomate
  • Atún
  • Chorizo
  • Huevos duros
  • Aceitunas
Cada cocinero tiene su propia receta y suele agregar o quitar algunos ingredientes. Lo importante es que la empanada tenga un equilibrio entre los ingredientes y que el sabor final sea delicioso.

Preparación de la empanada gallega

La preparación de la empanada gallega es un proceso que requiere tiempo y paciencia, pero el resultado final vale la pena. A continuación, se explica el procedimiento básico para hacer una empanada gallega: 1. Preparar la masa de pan: Se mezcla harina, agua, aceite y levadura hasta formar una masa homogénea. 2. Dejar reposar la masa: Se cubre la masa con un paño y se deja reposar durante 30 minutos para que fermente. 3. Preparar el relleno: Se corta la carne, los pimientos, la cebolla, el tomate, el chorizo y las aceitunas en pequeños trozos. Se fríen con aceite y se cocina hasta que estén dorados. 4. Rellenar la empanada: Se extiende la masa en una bandeja y se coloca el relleno en el centro. Se cubre con otra capa de masa y se pega al borde de la bandeja con huevo batido. 5. Hornear la empanada: Se hornea la empanada a 180 grados durante 45-50 minutos, hasta que la masa esté dorada.

Degustación de la empanada gallega

La empanada gallega se puede degustar tanto caliente como fría, pero lo más común es comerla tibia. Se puede presentar en porciones individuales o en una bandeja grande para compartir. Se suele acompañar con una botella de vino tinto español. Lo importante al degustar una empanada gallega es apreciar la mezcla de sabores y texturas, desde la masa crujiente hasta el sabor suave y salado del relleno. Cada bocado es una delicia para el paladar y una experiencia inolvidable para los amantes de la comida española.

Conclusión

La empanada gallega es uno de los platillos más icónicos de la gastronomía española. Su delicioso sabor y variedad de ingredientes la hacen una delicia para cualquier amante de la comida. Desde su origen en la Edad Media hasta su evolución a lo largo de los siglos, la empanada gallega se ha convertido en un símbolo de Galicia y en uno de los platillos más representativos de la gastronomía española. Si tienes la oportunidad de probar una empanada gallega, no lo dudes y disfruta de esta deliciosa experiencia culinaria.