tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

Crema Catalana: una delicia tradicional española

Introducción

La gastronomía española es conocida en todo el mundo por la gran variedad de platos tradicionales que ofrece. Uno de los más populares es la Crema Catalana, un postre delicioso que ha conquistado a los comensales desde hace siglos. En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre la crema catalana, desde su origen hasta su preparación.

Origen de la Crema Catalana

Aunque se desconoce exactamente su origen, se sabe que la crema catalana se ha preparado en Cataluña desde hace siglos. Algunas leyendas dicen que fue creada por monjes de un convento en el siglo XIV, mientras que otros argumentan que se remonta a la época romana. En cualquier caso, lo que es seguro es que la crema catalana se ha convertido en un símbolo de la gastronomía catalana y española en general. Se trata de un postre que se ha mantenido en las mesas de las familias españolas a lo largo de los años y que sigue conquistando a todo aquel que lo prueba.

Ingredientes de la Crema Catalana

Los ingredientes que se utilizan para preparar la crema catalana son sencillos y fáciles de encontrar en cualquier tienda de comestibles. Estos son:
  • 1 litro de leche entera
  • 8 yemas de huevo
  • 200 gramos de azúcar
  • 40 gramos de maicena
  • Canela en rama y piel de limón

Preparación de la Crema Catalana

La preparación de la crema catalana es muy sencilla, aunque requiere un poco de paciencia y habilidad para conseguir la textura y el sabor que caracterizan a este postre. Lo primero que hay que hacer es calentar la leche junto con la rama de canela y la piel de limón en un cazo, sin que llegue a hervir. Mientras tanto, en un bol aparte, se mezclan las yemas de huevo con el azúcar y se baten bien, hasta conseguir una mezcla homogénea. A continuación, se añade la maicena a la mezcla de las yemas y se mezcla bien para que no queden grumos. Una vez que la leche esté caliente, se retira del fuego y se cuela para quitar la canela y la piel de limón. A continuación, se añade la mezcla de las yemas a la leche caliente y se remueve bien para que no queden grumos. Se vuelve a poner el cazo al fuego y se remueve continuamente hasta que la crema espese y coja una consistencia similar a la del yogur. Una vez que la crema esté lista, se retira del fuego y se deja enfriar en recipientes individuales. Después, se cubren con una capa de azúcar y se quema con un soplete de cocina o un hierro caliente hasta que la superficie se caramelice.

Variantes de la Crema Catalana

La crema catalana es una receta que se ha mantenido prácticamente igual durante siglos, pero existen algunas variantes que se han ido añadiendo según las preferencias de cada chef o comensal. Una de las variantes más populares es la crema catalana con frutas. En este caso, se añaden trozos de frutas como fresas, kiwis o mandarinas a la crema antes de enfriarla. También se pueden añadir cítricos para conseguir un sabor más refrescante. Otra variante es la crema catalana con licor. En este caso, se añade un poco de licor a la mezcla antes de calentarla. El licor más utilizado suele ser el licor de hierbas, que le da un sabor muy característico a la crema.

Conclusión

La crema catalana es un postre que forma parte de la tradición gastronómica española. Aunque su origen exacto se desconoce, se sabe que se ha preparado en Cataluña desde hace siglos y que se ha mantenido en las mesas de las familias españolas a lo largo de los años. La preparación de la crema catalana es sencilla, aunque requiere un poco de paciencia y habilidad para conseguir la textura y el sabor que caracterizan a este postre. Además, existen algunas variantes que se han ido añadiendo según las preferencias de cada chef o comensal. En definitiva, la crema catalana es una delicia que se ha convertido en una de las joyas de la gastronomía española y que seguirá conquistando a todo aquel que la pruebe. ¿Te animas a prepararla tú mismo en casa? ¡Seguro que te sorprende!