tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

Salmorejo sin pan: ¿es posible? ¡Te damos la respuesta!

El salmorejo es uno de los platos más emblemáticos de la cocina andaluza. Se trata de una sopa fría elaborada a base de tomates, aceite de oliva, ajo y pan. Sí, has leído bien, pan. Pero, ¿qué pasa si queremos hacer salmorejo sin pan? ¿Es posible?

¿Por qué hacer salmorejo sin pan?

Hay varias razones por las que uno puede querer hacer salmorejo sin pan. Quizás eres celiaco o intolerante al gluten y necesitas adaptar la receta a tus necesidades alimentarias. O quizás simplemente quieres probar una versión más ligera del plato, sin los carbohidratos del pan.

Alternativas al pan en la receta del salmorejo

La buena noticia es que sí es posible hacer salmorejo sin pan. Y lo mejor de todo es que hay varias alternativas saludables y sabrosas para sustituirlo.

  • Almendras: Quizás la alternativa más conocida al pan en el salmorejo. Las almendras le dan un toque cremoso y un sabor delicioso. Para usarlas, tan solo tienes que remojarlas en agua durante unas horas, pelarlas y añadirlas al resto de ingredientes.
  • Remolacha: La remolacha es una buena opción para añadir nutrientes y un toque dulce a tu salmorejo. Añade un par de remolachas cocidas al resto de los ingredientes y tritura todo junto.
  • Calabacín: El calabacín es otra verdura que puedes añadir para darle consistencia al salmorejo sin usar pan. Cocínalo previamente, añádelo al resto de ingredientes y tritura todo junto.

Receta de salmorejo sin pan con almendras

A continuación, te dejamos una receta de salmorejo sin pan con almendras para que la pruebes en casa:

  • 1 kilo de tomates maduros
  • 1 diente de ajo
  • 100 gramos de almendras crudas
  • 120 ml de aceite de oliva
  • Sal al gusto

Paso 1: Remoja las almendras en agua durante 4 horas.

Paso 2: Pela y trocea los tomates y el diente de ajo. Añade las almendras escurridas y tritura junto al tomate y el ajo con una batidora.

Paso 3: Añade el aceite de oliva y sigue batiendo hasta que quede una mezcla homogénea. Prueba el salmorejo y ajusta la sal al gusto.

Servir y acompañar el salmorejo

Una vez que tienes tu salmorejo sin pan listo, la mejor manera de servirlo es bien frío. Puedes acompañarlo con unos taquitos de jamón, huevo duro picado, picatostes o cualquier otro ingrediente que te guste.

Recuerda que aunque el salmorejo tradicional lleva pan, no es un ingrediente esencial y hay muchas maneras creativas de hacerlo sin él. Prueba diferentes alternativas y descubre cuál es tu favorita. ¡Buen provecho!