tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

De la sartén a la mesa: las mejores migas extremeñas

Introducción

Las migas extremeñas son uno de los platos más populares de la cocina española. Originarias de Extremadura, son una deliciosa mezcla de pan desmigado, aceite de oliva, ajos y pimientos. Suelen servirse como plato principal o como acompañamiento de otros platos, y son especialmente populares en época de invierno. En este artículo, nos adentraremos en el fascinante mundo de las migas extremeñas. Desde su origen hasta su elaboración, pasando por los ingredientes y las variantes regionales, recorreremos todo lo que necesitas saber para preparar este plato típico de manera exitosa.

Orígenes e historia de las migas extremeñas

Las migas son un plato que se remonta a la época romana, y su origen en Extremadura se debe a la influencia de la cultura musulmana durante la Edad Media. En aquel entonces, las migas eran consideradas un alimento de pobres, ya que se preparaban con pan rancio y aceite de oliva. Sin embargo, con el tiempo, se transformaron en una delicia culinaria, gracias a la adición de nuevos ingredientes y técnicas de preparación. Durante siglos, las migas extremeñas fueron el plato principal en las mesas de los campesinos extremeños durante el invierno. Se solían cocinar en grandes cantidades, ya que era una forma de aprovechar el pan duro y garantizar la subsistencia durante los meses más fríos del año. En la actualidad, las migas extremeñas se han convertido en un plato típico y se pueden encontrar en cualquier época del año en los restaurantes y bares de la región.

Ingredientes

Para preparar unas migas extremeñas tradicionales, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 1 kg de pan duro
  • 1 cabeza de ajos
  • 3 pimientos verdes
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Agua

Pan

El pan es el ingrediente principal de las migas extremeñas, y debe ser duro y seco para que se desmenuce correctamente al cocinar. El pan se puede cortar en rebanadas y dejarlo al aire libre durante unos días para que se seque, o incluso comprar el pan ya pre-cocido específicamente para las migas.

Ajos y pimientos

Los ajos y los pimientos son otros dos ingredientes esenciales para dar sabor a las migas extremeñas. Hay que pelar y picar finamente los ajos y los pimientos antes de cocinarlos.

Pimentón

El pimentón es el condimento que le da a las migas extremeñas su característico color rojo y sabor ahumado.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es el encargado de dar cremosidad y sabor a las migas.

Agua y sal

El agua se utiliza para humedecer el pan, y la sal se utiliza para dar sabor.

Elaboración de las migas extremeñas

La elaboración de las migas extremeñas es un proceso sencillo pero que requiere bastante tiempo y cuidado. A continuación, explicamos los pasos a seguir para elaborar unas migas extremeñas tradicionales:

Paso 1: Trocear y humedecer el pan

Lo primero que debemos hacer es trocear el pan en pequeñas porciones y humedecerlo en agua, removiéndolo con las manos para que el pan se desmigaje correctamente.

Paso 2: Sofreír los ajos y los pimientos

En una sartén grande o en una cazuela, colocamos el aceite de oliva y añadimos los ajos y los pimientos cortados en pequeños trozos. Los sofreímos a fuego medio hasta que estén dorados.

Paso 3: Añadir el pimentón

Una vez sofritos los ajos y los pimientos, añadimos el pimentón dulce y lo mezclamos todo bien.

Paso 4: Añadir el pan

Es el momento de añadir el pan humedecido y desmigajado a la sartén. Lo mezclamos bien con los ajos, los pimientos y el pimentón, y lo cocinamos a fuego medio durante unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando.

Paso 5: Servir las migas extremeñas

Una vez que las migas estén en su punto, las podemos servir directamente en la mesa. Tradicionalmente, se suelen acompañar con uvas, naranjas o incluso un plato de sardinas asadas.

Variantes regionales

Aunque la receta original de las migas extremeñas es la que hemos explicado anteriormente, existen algunas variantes regionales que merece la pena mencionar.

Migas del pastor

Este es un tipo de migas que se preparan con carne de cerdo, normalmente tocino, panceta o chorizo, y que se cocinan en el mismo aceite que se ha utilizado para freír la carne.

Migas con patatas

Esta variante se elabora añadiendo patatas cortadas en pequeños trozos a las migas, dando como resultado un plato más contundente y completo.

Migas con bacalao

Otra variante popular es la de añadir bacalao desalado a las migas, lo que le aporta un sabor aún más intenso y salado.

Conclusión

Como hemos podido comprobar, las migas extremeñas son un plato rico en tradición y sabores, ideal para disfrutar durante los meses más fríos del año. Con una receta sencilla y pocos ingredientes, se puede preparar un plato delicioso que hará las delicias de toda la familia. Además, sus variantes regionales ofrecen una gran variedad de opciones para disfrutar de este plato típico de la cocina española. En definitiva, las migas extremeñas son un verdadero tesoro culinario que merece la pena descubrir y disfrutar en familia o con amigos. ¡Buen provecho!