tortillasdepatata.com.

tortillasdepatata.com.

¿Cómo conseguir el punto justo en el bacalao a la vizcaína?

Introducción

El bacalao a la vizcaína es uno de los platos más emblemáticos de la gastronomía del País Vasco y, sin duda, uno de los más exquisitos. Este plato se elabora a base de bacalao desalado y seco, acompañado de una salsa llamada “vizcaína”, que se elabora con tomate, pimiento choricero, cebolla y ajo. Pero, ¿cómo conseguimos el punto justo en el bacalao a la vizcaína para que esté perfectamente cocinado? En este artículo vamos a descubrirlo.

El bacalao

La elección del bacalao es fundamental para conseguir un buen bacalao a la vizcaína. Lo ideal es elegir un bacalao de calidad, que esté bien desalado y que sea lo más fresco posible. Si el bacalao no está bien desalado, la sal que contiene se transmitirá a la salsa y el plato no tendrá el sabor adecuado. Si el bacalao no está fresco, el sabor también se resentirá.

Cocción del bacalao

Para conseguir el punto justo en el bacalao a la vizcaína, lo primero que hay que hacer es cocinar el bacalao. Para ello, hay dos opciones: asado o a la plancha. La opción más tradicional es asar el bacalao al horno, ya que así se consigue que el pescado esté más jugoso y no se reseque. Si se elige esta opción, hay que precalentar el horno a 180 grados y, una vez caliente, poner el bacalao en una bandeja con un poco de aceite de oliva por encima. El tiempo de cocción dependerá del grosor del bacalao, pero suele estar entre los 15 y los 20 minutos. Si se prefiere cocinar el bacalao a la plancha, se debe calentar bien la plancha antes de poner el bacalao. Se puede añadir un poco de aceite de oliva y, cuando esté caliente, poner el bacalao con la piel hacia abajo. El tiempo de cocción dependerá del grosor del bacalao, pero suele estar entre los 5 y los 8 minutos por cada lado.

La salsa vizcaína

La salsa vizcaína es la clave para conseguir un buen bacalao a la vizcaína. Para elaborar esta salsa, se necesitan tomates, pimientos choriceros, cebolla, ajo y aceite de oliva. Los pimientos choriceros son unos pimientos secos y redondos, que se utilizan en la cocina vasca para dar sabor y color a las salsas. Para utilizarlos, hay que hidratarlos en agua caliente durante unos minutos y quitarles la piel y las semillas. Después, se cortan en trozos pequeños y se añaden a la salsa. La cebolla y el ajo se pelan y se pican en trozos muy pequeños. Los tomates se pelan y se cortan en trozos pequeños. Todo esto se pone a freír en una sartén con aceite de oliva hasta que esté bien sofrito. Después hay que cocerlo todo hasta que quede una salsa espesa.

Consejos para la salsa vizcaína

  • Utiliza productos frescos y de calidad.
  • La cebolla y el ajo deben estar completamente dorados antes de añadir los pimientos choriceros.
  • Una vez añadidos los pimientos, hay que cocinar a fuego lento hasta que la salsa quede espesa. Este proceso puede tardar entre 20 y 30 minutos.
  • Es importante remover constantemente para que la salsa no se queme.

El punto justo en el bacalao a la vizcaína

Para conseguir el punto justo en el bacalao a la vizcaína, hay que tener en cuenta el grosor del bacalao y el tiempo de cocción. Si el bacalao se ha cocinado al horno, hay que dejarlo en el horno hasta que esté ligeramente dorado por encima. Si se ha cocinado a la plancha, hay que comprobar que se ha cocido por dentro antes de retirarlo de la plancha. Para comprobar que el bacalao está bien cocido, se puede pinchar con un tenedor. Si sale con facilidad, es que está bien cocido.

Presentación del bacalao a la vizcaína

Para presentar el bacalao a la vizcaína, se coloca el bacalao en un plato y se cubre con la salsa vizcaína. Se suele acompañar con unas patatas cocidas y un poco de perejil picado por encima. Este plato se puede servir caliente o frío y es ideal para cualquier época del año.

Conclusión

El bacalao a la vizcaína es un plato emblemático de la gastronomía vasca que no deja indiferente a nadie. La clave para conseguir el punto justo en el bacalao a la vizcaína es utilizar un buen bacalao, cocinarlo correctamente y acompañarlo con una salsa vizcaína bien elaborada. Siguiendo estos consejos, podremos disfrutar de uno de los platos más deliciosos de la cocina española tradicional.